Vademecum

Triamcinolona Hampton

Antiinflamatorios – Analgésicos

AGENTE SINTÉTICO GLUCOCORTICOIDE Y ANTIINFLAMATORIO

Acetonida de triamcinolona 6 mg/ml.

Presentación: 5 frascos ampollas x 5 ml.

Especies: Equinos, caninos y felinos

ACCIÓN:

Acetonida de triamcinolona es un agente sintético glucorticoide y antiinflamatorio, altamente potente, para la administración parenteral en el tratamiento de cetosis bovina, artritis y dermatosis en otras especies animales.


INDICACIONES:

Triamcinolona Hampton está recomendado para el tratamiento de cetosis bovina. En gatos, perros y caballos está recomendado para:
a) tratamiento sintomático de artritis y trastornos afines, principalmente artritis traumática y tenosinovitis.

b) en el manejo de trastornos dermatológicos, y

c) en el tratamiento de reacciones alérgicas.

FUNDAMENTOS PARA SU USO:

Cetosis bovina: se logra una remisión rápida de los signos y síntomas de la cetosis bovina después de la administración intramuscular de TRIAMCINOLONA HAMPTON. Dependiendo de la severidad de la cetosis, la glucosa sanguínea está por encima de los valores normales, bajando luego de la inyección a niveles normales.
Cuando la cetosis ha causado la reducción de la producción de leche, se puede esperar que, esta aumente 48 a 72 horas después de la administración de TRIAMCINOLONA HAMPTON. El apetito y el aspecto general del animal mejoran usualmente dentro de 18 a 24 horas.

La acetonida de triamcinolona no es excretada en la leche, en consecuencia, no es necesario descartar la leche obtenida de animales tratados.

Artritis y trastornos afines: la inyección de TRIAMCINOLONA HAMPTON provee rápido alivio del dolor y reduce la inflamación e hinchazón.

TRIAMCINOLONA HAMPTON puede ser aplicado por vía intramuscular, intraarticular o intrasinovial según sea la naturaleza de la lesión.

La respuesta se caracteriza usualmente por mejoría de la movilidad y disminución del dolor dentro de las 24 hs, seguido por desaparición de la hinchazón.

La rapidez de retorno al estado normal depende del grado de irreversibilidad de los cambios patológicos presentes. TRIAMCINOLONA HAMPTON no tendrá efecto sobre las alteraciones patológicas de una artritis reumatoide que haya durado largo tiempo.

Alergia y lesiones dermatológicas: la administración intramuscular o subcutánea de TRIAMCINOLONA HAMPTON provee pronto y prolongado alivio en el manejo de síntomas alérgicos, tales como conjuntivitis o reacciones a picaduras de insectos y en varias dermatosis; inflamación, edema y prurito son suprimidos y las molestias desaparecen, dentro de las primeras 24 hs. Como se disminuye o evita el prurito, las lesiones pueden cicatrizarse mas rápidamente. En muchos casos una sola inyección es suficiente para terminar con la sintomatología.

Si es necesario puede repetirse el tratamiento.

La administración intralesional de TRIAMCINOLONA HAMPTON es efectiva en el tratamiento de trastornos dermatológicos en perros y gatos tales como eczema húmedo, acanthosis fricción y otras dermatitis. Inflamación y prurito, a menudo, desaparece dentro de las 24-72 horas. Una sola inyección intralesional es por lo general, suficiente para lograr la remisión o eliminación de la lesión, dentro de un período de 1 a 2 semanas.

CONTRAINDICACIONES:

Esta contraindicado su uso en úlceras gastrointestinales, enfermedad de Cushing.
No usar en infecciones víricas, excepto en terapia de emergencia, no usar en animales con tuberculosis, nefritis crónica, síndrome de Cushing y úlceras pépticas.

Deberá usarse con precaución en animales con infecciones, insuficiencia renal, úlceras de córnea, hipertención, osteoporosis, diabetes mellitus y falla cardíaca congestiva. 

No se aconseja su uso en animales preñados.

Luego de tratamientos prolongados, la supresión brusca puede provocar insuficiencia del eje hipotalamo-hipofisario-adrenal, por lo que se aconseja reducir la dosis gradualmente. 

ADVERTENCIA:

Datos clínicos y experimentales han demostrado que los corticoesteroides administrados oral o parenteralmente a animales, pueden inducir el primer estado de parto cuando se administran durante el último trimestre de la gestación pueden precipitar un parto prematuro seguido de distocia muerte fetal, retención placentaria y metritis.

PRECAUCIONES:

Triamcinolona Hampton no debe ser usado en presencia de cualquier infección que no pueda ser controlada por una terapia antimicrobiana concomitante.
La acción antiinflamatoria de los corticoesteroides puede enmascarar los signos de una infección y debe ser necesario interrumpir el tratamiento hasta hacer un diagnóstico. La sobredosificación de algunos corticoesteroides puede resultar en retención de sodio , retención de líquido, pérdida de potasio y ganancia de peso.

Inyectar con material descartable estéril, previa asepsia en la superficie a inocular.

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN:

Intramuscular o subcutánea.En cetosis bovina: la dosis sugerida es de 0,4 a 1,7 ml (2,5 a 10 mg) dando una sola inyección intramuscular. La dosis puede ser repetida después de 48 horas, si es necesario. El uso concomitante de dextrosa es recomendado a fin de acelerar el retorno del nivel de azúcar sanguíneo a lo normal.

Todos los casos de cetosis deben ser observados por un período adecuado. Los síntomas pueden recurrir en algunos animales 4 a 40 días después del tratamiento. Inminentes recidivas pueden ser evidenciadas por una disminución en el apetito y una caída en la producción de leche. Los casos recurrentes de cetosis bovina pueden ser prevenidos administrando 0,4 a 1,7 ml (2,5 a 10 mg) de asteroide inmediatamente después que son observados los signos y síntomas de cetosis.

Perros y Gatos: La dosis sugerida es una sola inyección de 0,016 a 0,033 ml/kg (0,1 a 0,2 mg/kg) de peso en artritis o alergia y 0,033 ml/kg (0,2 mg/kg) de peso en trastornos dermatológicos. La remisión de los síntomas, si no permanente,usualmente dura 7 a 15 días. Después de éste periodo, si los síntomas recurren, la dosis puede ser repetida o puede ser prescripta una terapia corticoesteroide oral.

Equinos: la dosis sugerida es 2,0 a 3,3 ml (12 a 20 mg).

En perros y gatos: inyecciones intralesionales serán circunscriptas alrededor de la lesión en varios sitios para asegurar una adecuada distribución de la dosis. Las inyecciones serán distanciadas 0,5 cm a 2,5 cm dependiendo del tamaño de la lesión. El distanciamientode la aplicación reduce el dolor y/o la presión en la zona capaz de producir necrosis de los tejidos adyacentes.

La dosis usual es de 0,2 a 0,3 ml (1,2 a 1,8 mg) espaciada alrededor de la lesión. La dosis inyectada en cualquier sitio no exceder 0,1 ml (0,6 mg) para minimizar la intolerancia tisular local y atrofia, y ser bien hecha dentro del cutis para prevenir subsiguiente ruptura de la epidermis. La dosis total no exceder de 1 ml (6 mg) cuando se traten perros o gatos con múltiples lesiones. Si es necesario repetir el tratamiento.

Es preferible emplear una jeringa de tuberculina con una pequeña aguja (23-25 calibre) para asegurar el volumen de la dosis y facilitar la administración.

Intraarticular e intrasinovial.
La dosis para administración intraarticular e intrasinovial depende del tamaño de la articulación a ser tratada y de la severidad de los síntomas. Se aconseja una sola inyección de 0,16 a 0,5 ml (1 a 3 mg) para gatos y perros 1 a 3 ml (6 a 18 mg) para caballos. Después de tres o cuatro días las inyecciones pueden ser repetidas dependiendo de la severidad de los síntomas y de la respuesta clínica. Si los resultados iniciales son inadecuados o demasiado pasajeros, la dosis puede ser aumentada.

Antes de realizar inyecciones intraarticulares, el área debe ser preparada asépticamente.

En los tratamientos de tendinitis o tenosinovitis, la inyección debe ser hecha en la vaina tendinosa.

Hay que tener cuidado para evitar la inyección en el tendón. Después de la administración intraarticular, el dolor y otros síntomas locales pueden continuar por un corto tiempo antes de que un alivio efectivo sea obtenido, pero un aumento de la molestia articular es raro. Un marcado aumento de dolor acompañado por hinchazón local, fiebre y malestar son indicios de una artritis séptica. Si estas complicaciones ocurren y el diagnóstico de sepsis es confirmado, será instituida inmediatamente la terapia antimicrobiana y continuada hasta que toda evidencia de infección haya desaparecido.

RESTRICCIONES:

Durante el tratamiento y las 48 horas posteriores a su finalización, los animales tratados no deben ser destinados a consumo humano.
La leche producida durante el tratamiento y las 48 horas posteriores al mismo, no debe destinarse al consumo humano.

No administrar a equinos que se destinen a consumo alimentario humano.

En caso de inyección accidental del operador, consultar al médico.